Una noche hot en la Casa

Andrea, Mariana, Celeste y Cynthia dieron clase de baile erótico. Javier sorprendió por sus habilidades para el dancing y el Pelado demostró ser un patadura. Mientras, las chicas calientan la pantalla bañándose juntas.

La fiesta del sábado en la noche ya es un clásico de Gran Hermano. Los chicos y las chicas toman bastante y bailan sensualmente hasta la madrugada.

El último sábado fue destacada la participación de Andrea y Mariana, quienes además siguen calentando la pantalla bañándose juntas. La que se destapó fue Cynthia, aunque no todo fue baile… Andrea y Celeste chuparon eróticamente una botella de cerveza, en una escena capaz de enloquecer a cualquiera.

Los chicos no lo podían creer, pero no hicieron demasiado. También ellos bailaron, hicieron un striptease y dieron que hablar, sobre todo Darío, que apareció con los ojos pintados.

Otro que sorprendió fue Javier, quien bailó bastante bien para tratarse de un uniformado. Sin embargo, el que mostró ser un completo patadura fue Alan. El Pelado sabrá hacer las compras, pero para el baile es de madera.

Andrea parece tenerlo todo para lograr su sueño: convertirse en vedette. Delantera le sobra, de cara es bonita y sus piernas acompañan armónicamente. Sin embargo, ella insiste en que le falta cola y quiere remediarlo pasando por el quirófano. Así lo contó ella misma a sus compañeras de habitación.