¿Triángulos amorosos?

En la casa las ondas vienen y van muy rápido, y comienzan las disputas por ganar el corazón del otro. Pablo está entre Silvina y Mariela, aunque la morocha lo desmiente. Entre tanto Marianela es disputada por Jonathan y Leandro.

Todos los días hay novedades en la casa, mientras las historias de amor surgen y parecen terminar de un día al otro. Todo sucede a ritmo vertiginoso.

Nubes tormentosas parecen rodear a la primera pareja que se formó en la casa. La onda entre Silvina y Pablo que parecía muy sólida, parece naufragar.
Es que el pibe de Ramos Mejía no se conforma con caricias y abrazos, quiere más y ante la negativa de la maestra parece que encontró una reemplazante dispuesta a dárselo. Aunque Mariela lo negó, por la noche se los vio dormir bien juntitos.

Por la tarde en soledad, Silvina no se quedó con las ganas y encaró a la morocha para averiguar más información, y le avisó que se si pasaba algo entre ellos, se correría del medio. Mariela fue categórica: “No me gusta Pablo”. ¿Será el primer triángulo amoroso de este Gran Hermano?

Sin embargo no es el único corazón en disputa. Leandro puso las cartas sobre la mesa sobre que sentía por Marianela, pero la cordobesa si bien compartió mimos con él, la cosa quedó allí. En medio se sumaría Jonathan, y el pelilargo podría quedarse con el trofeo..

Las charlas sobre el tema son permanentes entre los chicos. Cada quien tiene su confidente, con el cuál intercambiar ideas sobre cómo seguir. Pero lo mejor está aún por verse.