Teléfono Rojo

En el sector del pool, delante de la mesa de ese juego, se encuentra un Teléfono Rojo. Una vez por semana Gran Hermano llamará a ese aparato. Si ningún participante lo atiende en los primeros 10 (diez) timbres, todos los integrantes de la casa quedarán automáticamente nominados.

En esa llamada, Gran Hermano transmitirá a quien atienda algún tipo de información o indicación de ejecución inmediata por parte del participante, quien no podrá rehusarse a realizar la misma.

Para garantizar la transparencia del procedimiento –ya que no necesariamente las indicaciones serán siempre beneficiosas para el concursante que atienda el teléfono-, Gran Hermano pondrá en conocimiento del público cuál será la indicación que se le dará al participante que atienda en esa semana, con anterioridad.

Sea cual fuera el participante involucrado, no podrá rehusarse a ejecutar dicha indicación. De lo contrario dicho participante quedará automáticamente nominado.