Roberto, ganador de Gran Hermano 2

Roberto Parra ganador de Gran Hermano 2

En un emocionante desenlace, Roberto Parra se proclama ganador de Gran Hermano 2 al acumular un impresionante total de 110.309 votos, asegurando su victoria y haciendo suyo el premio de 200.000 pesos. Silvina se ubica en el segundo lugar al obtener 58.400 llamados, mientras que Gustavo sigue en el tercer puesto respaldado por 43.729 personas. En la parte final de los finalistas se encuentra Alejandra, la cordobesa, quien obtiene el apoyo de 21.544 votantes. Más de 3.000 personas crean un ambiente asombroso al aclamar a los finalistas en un escenario impresionante, llenándose de emoción con los acordes de “Vive”, el himno distintivo del programa, interpretado en vivo por Manuel Wirtz durante la apertura de la emisión.

¿Los entendiste, Roberto?

Roberto Parra Gran Hermano 2 Argentina

Roberto habitualmente inunda la Casa con su buen humor. Nadie puede decir que sea un participante que nunca ríe. Después de pasar toda la mañana atendiendo a Margarita, el Negro decidió tomarse un descanso para dedicarse a la literatura. El libro elegido por el estudiante de marketing fue “Los más inteligentes chistes de gallegos”, de Pepe Muleiro. A pesar del genero elegido, el Negro no esbozó sonrisa alguna en la media hora que dedicó a la lectura.

¿Quién ayudará en el establo?

Roberto Parra y Gustavo Conti Gran Hermano 2 Argentina

En la primera edición de Gran Hermano Martín era el habitual encargado de atender las necesidades de la vaca Margarita. Ahora, ese rol parece estar ocupado por Gustavo y Roberto. Ambos comparten mañanas de intenso trabajo de campo. Pero no son ajenos a la realidad: sufren la inactividad de sus compañeros. “¿Los del otro Gran Hermano colaboraban más, no?”, preguntó el Negro. “Depende. Gastón no hizo nada, y Fernando tampoco”, contestó Gustavo. Cerca del mediodía, y al ver que la tarea se extendía en el tiempo, decidieron pedirle ayuda a Gonzalo.

Roberto Parra

Roberto Parra Gran Hermano 2 Argentina

Haber nacido y vivir todavía en San Fernando es para Roberto Parra motivo de orgullo. Desde la separación de sus padres pasó por distintos lugares, hasta que logró independizarse y vivir solo, pero nunca se alejó de su barrio. Se describe a sí mismo como “un tipo serio, pero con muy buen humor”. “Soy sincero y capaz de llevarme bien con cualquiera, no importa su sexo, raza o religión”, agrega convencido. “Además, me gusta respetar y ser respetado”, advierte pensando en la convivencia de la Casa. Seguí leyendo “Roberto Parra”