¿Por qué nominaron a Verónica?

Aunque lo que más se diga de ella es que habla demasiado, parece que el voto por Verónica en esta nominación tiene más que ver con una decisión defensiva que con una molestia particular, ya que pocos dieron razones concretas para elegirla. Daniela la nominó porque tiene pocas condiciones para ganar (una razón más que dudosa para votarla); Fernando se volvió a quejar de su parloteo constante; Eleonora argumentó “cuestiones de convivencia” (sin decir cuáles) y a Santiago no le dolería demasiado su ausencia. Como dijo alguna vez Gastón en el confesionario, éste, más que un voto razonado, parece ser un voto seguro: simplemente elegir a quien uno piensa que van a nominar los demás por ya haberlo hecho antes.