Mauricio entró en crisis

A horas de la final Mauricio ingresó al confesionario y pidió abandonar el juego. Se sentó en un rincón y se largó a llorar. Momentos de tensión e incertidumbre.