Malas compañías

Con la salida de Vanina, su máxima aliada, Marianela se quedó sin apoyos dentro de la casa. Ahora será el momento de poner en juego una estrategia que la reposicione en algún grupo. De lo contrario quedará expuesta a la decisión del bando enemigo liderado por Mariela y Griselda.

El dúo más incisivo de la casa del Gran Hermano se quebró con la repentina expulsión de Vanina Gramuglia.

Ahora en absoluta soledad, Marianela deberá replantear su relación con los demás participantes del programa si quiere seguir una semana más en juego.

Es que un castillo de naipes se desmoronó cuando Nadia dejó el grupo que lideraba la experta en ángeles, y en la que también participaban Silvina, Jonathan y eventualmente Agustín.

Pero no quedó muy claro el enojo de Nadia que finalmente derivó en el derrumbe de esa alianza. La novia del secreto “Rocky” adujo sentirse ofendida por unas palabras de Marianela, que nunca se escucharon.

Si su juego era alejarse de la pareja más ácida del hogar, lo logró con creces y su movida finalmente las dejó a ambas a merced del grupo contrario, liderado por Griselda, Mariela y Jessica.

Dado el triunfo obtenido en la gran batalla de las nominaciones de la semana pasada, el grupo que encabeza la salteña cobró más fuerza con la eliminación de una de las cabecillas enemigas. Con las cartas puestas sobre la mesa, quizá opten por darle el golpe de gracia a la solitaria tucumana.

Pero habrá que ver si Marianela logra reintegrarse a alguna facción dentro del hogar del Gran Hermano. Para ello deberá intentar acercarse más a aquellos participantes que no tiene grupo fijo.

Diego, Agustín, Jonathan y Juan pueden llegar a darle cobijo, en tanto la tucumana blanqueó su alejamiento de la “profe” Silvina, entendiendo que es necesario un recambio drástico de fichas.

Todo puede suceder, y más teniendo en cuenta que ya alguien hizo uso de la nominación espontánea. El juego ya empezó a recalentarse y no te lo podés perder. Seguí viviendo la experiencia Gran Hermano.