“Locomotora” se enojó con Robertino

El “Roña” Castro se enteró de que Robertino lo había nominado y lo culpó por haber quedado como elegido de la semana. Las repercusiones en la casa y las disculpas del boxeador con el modelo.

Nominar fue un tema difícil para los nuevos del la casa porque son los que menos roces tienen con el resto de los participantes.

Al igual que la mayoría en la casa, el modelo optó por votar a quien podría sentir menos la elección de la semana. El Roña pasó el último tiempo diciendo que quería irse a su casa, que no estaba acostumbrado a estar encerrado, que extrañaba a su familia y demás. Quién iba a imaginarse que se iba a enojar tanto si se enteraba que lo habían nominado?

Paseando por el patio comentó junto a Luis que estaba muy enojado por lo que se había enterado, que si logra quedarse la próxima semana le haría la vida imposible al pibe.

Fernanda se sorprendió mucho cuando se dio cuenta del enojo del boxeador y le dijo que “Robertino quizás te votó porque te vio tan mal, extrañando a tu familia, a tus hijos y porque dijiste que te querías ir, lo hizo para ayudarte”. A esto Locomotora reaccionó de manera muy terca diciendo que el no quería irse, que extraña pero nada más.

Siguió hablando del tema con Luis en la habitación y ante la misma acotación similar a la de Fernanda, el “Roña” dijo que sí se quería ir, pero bien, elegido por la gente. Esta muy enojado, enceguecido con la idea de que Robertino tenía toda la culpa de su nominación.

A Robertino se lo vio muy preocupado por la situación tan tensa que se generó en la casa. Y no es para menos. El solo hecho de imaginar que un hombre grandote, profesional del boxeo y al que encima lo apodan “El Roña” se las va a cobrar, si hace falta, “afuera de la casa” debe ser más que inquietante.

Todos reaccionaron apoyando al joven modelo porque la mayoría había votado de la misma manera aprovechando que él se quería ir a su casa porque extrañaba mucho.

Finalmente Roña se dio cuenta de la reacción que había tenido y le pidió disculpas delante de todos en la casa, dijo que “tuvo un momento de calentura y nada más”. No sonó muy convincente y hasta dio la sensación de que lo dijo por compromiso, y esto lo sintió el joven empresario por lo que no pudo cambiar su cara de preocupación.

De todas maneras logró apaciguar el ambiente de la casa. Con el correr de los días veremos qué desenlace tiene esta historia.