Javi y Flor, interrumpidos

Los chicos están viviendo su romance a full y debajo de la sábanas pasa de todo. Pero como siempre hay un envidioso, Juan Simón los interrumpió en lo mejor.

Los movimientos debajo de las sábanas no pueden engañar: la relación de Flor y Javi sigue creciendo y los chicos, al menos una vez, tuvieron sexo.

Pero se ve que Juan Simón, el más chico de la casa, es como el perro del hortelano, que no come ni deja comer, y cuando los enamorados estaban en lo mejor del asunto entró al cuarto y les prendió la luz.

Javi y Flor se lo tomaron en chiste, aunque la joven le gritó al inoportuno muchacho “¡espontéin (espontánea) para el pendejo!”.