Viviana: “No aguanto más”

Antes de que se fueran a dormir, Matías compartía un cigarrillo con Viviana en silencio. Allí fue cuando Vivi exclamó: “Tengo ganas de irme Matías. Extraño mucho a mi nene, ya no aguanto más”. El piloto aeronáutico, sorprendido, le respondió: “No hagas tonterías, falta muy poco”. Pero la morocha continuó: “No quiero estar así, estamos muy al p…”. “Yo pienso lo mismo, pero insisto: no falta nada”, finalizó la charla Mati.