Pablo y Nati no se encuentran

Están gran parte del día juntos, pero tienen más reclamos que caricias para darse. Esta vez, el que se sintió molesto fue Pablo. “Me tengo que tomar todo más a la ligera”, le dijo a Nati con los ojos perdidos. “Ya te la tomás a la ligera. Debería ser al revés. Ayer sentí que estaba con un mudo. Quiero saber qué te importa y qué querés”, respondió enérgica la juninense. “Así como vos esperás cosas distintas de mi, yo también muchas veces espero otras cosas de vos”, se quejó el hincha de River.