El sueño terminó para Natalia

La octava y última eliminación en Gran Hermano dejó afuera a Natalia Quintiliano. Ella había sido una de las pocas en la historia del juego en poder reingresar a la Casa después de hacer sido eliminada, y hasta había superado varias nominaciones camino a la final. Pero el público quiso que Matías sea el elegido, y Natalia obtuvo el 64,18% de los votos, mientras que su contrincante obtuvo sólo el 35,82%. Ahora, Natalia podrá reencontrarse con su hija Melina, y aclarar su situación con Pablo.