Eduardo y Romina: la historia de nunca acabar

Debido al intenso calor, casi todos los chicos pasaron este jueves por la pileta de la Casa. Pero los que más tiempo pasaron en el agua fueron Eduardo y Romina, quienes estuvieron juntos como si el día de furia del deportista no hubiese existido. Tanto es así, que ambos se aislaron prácticamente del resto, a excepción de un pedido de cigarrillos a Natalia. Inclusive, realizaron planes de salidas para cuando termine el juego.