Maxi, o una visita inesperada

Una de las sorpresas de este sábado fue la conexión de Maximiliano con el grupo dentro de la Casa. Aunque no lo esperaban, los chicos tuvieron el contacto televisivo que tienen con todos los participantes que salen del juego. “Perdoname”, le dijo Maxi a Javier, por no haberlo saludado al salir. “Calculo que habrás tenido tus razones…”, le respondió el Paisa, no demasiado convencido. Pero la que mejor contacto tuvo con Maximiliano fue Silvina. “Seguí siendo toda corazón, que en el mundo se gana así”, le dedicó Maxi. Con los demás, el diálogo no pasó de la formalidad, pero hacia el final, hubo un pequeño duelo con Ximena. “No tengo nada que decirle”, admitió Maxi, a lo que la Negra repondió que tampoco quería decirle nada. El último duelo de dos que dentro de la Casa fueron “como hermanos”.