El trabajo de esconderse

Gran Hermano 2 10

Para las chicas, vestirse sin mostrar demasiadas partes de su cuerpo a las cámaras de Gran Hermano ya se transformó en un desafío cotidiano. Esta mañana, y después de que todas desfilaran por la ducha con sobrios trajes de baño, la habitación de las chicas fue el escenario de su esfuerzos por cambiarse sin dejar nada a la vista. “¿Cómo hago?”, se preguntó Carolina a la hora de ponerse el corpiño. Enseguida encontró la forma de lograrlo: metió los brazos por dentro de la bata, y logró esconder su cuerpo durante toda la operación. Después fue el turno de Yazmín, que también hizo malabares para vestirse. Pero la que más descubrió su cuerpo fue Alejandra: durante un buen rato dejó ver toda su espalda, preocupada como estaba por elegir qué prenda íntima usar para el resto del día.