El ocaso de un amor

Maximiliano Degenaro Gran Hermano 2 Argentina

La impaciencia está ganando a Maximiliano. El musculoso sigue intentando llegar al corazón de Silvina, aunque hasta ahora no tuvo éxito. Para saber si su estrategia de seducción estaba siendo efectiva, el musculoso se acercó a Yazmín horas antes de su expulsión. “Le caes bárbaro, le pareces divino, pero por ahora no quiere saber nada”, le explicó ella. Lo que Chachi le ocultó a Maxi es que Silvina sólo tiene ojos para Pablo. A pesar de las palabras de Yaz, Maximiliano se quedó contento: El cree seguir con chances, a pesar de todo. “Si le caigo bien, puede pasar cualquier cosa”, sostuvo.