Una pelea terrible

Gran Hermano 2 Argentina. Silvina Luna.

La convivencia se está tornando difícil en los últimos días. Los chicos están cada vez más susceptibles y las diferencias se van potenciando. En la madrugada del martes y mientras decidían si ver o no una película, Gustavo y Silvina tuvieron una fuerte pelea. “Siempre hago todo mal para vos”, se quejó la rosarina. “Qué loca que sos… te estoy jodiendo y te enojás”, le contestó el fierrero. “Yo no me enojo nunca, si me tuviera que enojar…”, dejó picando la modelo, que después se sintió ofendida. “No me hablés”, dijo molesta. “Yo sí quiero hablar”, levantó el tono Gus. Ante la negativa de Sil, concluyó: “Estás loca”.

Horas después de la pelea, volvió la calma a Gran Hermano. “Estábamos jodiendo, y yo quise poner un límite”, intentó explicar Silvina. “Pensé que me estabas cargando”, contestó Gustavo. Ambos habían tenido una fuerte discusión cerca del mediodía. Después, la rosarina intentó disculparse. “Quedate tranquilo, porque fue por mí. Estoy re ansiosa. Por eso te estoy pidiendo disculpas”, le explicó. El fierrero en ningún momento aceptó explícitamente los motivos de Chivi. Por eso, ella siguió argumentando: “Me preguntaste en ese momento por qué reaccionaba así, y no tengo respuestas. Perdoname”. Todo volvió a la normalidad en la Casa, pero Gustavo parece mantener un sabor amargo en la boca.

Los finalistas están en campaña. Para conseguir los votos del público, apelan a los más raros argumentos. Por la tarde y conversando de manera distendida, los cuatro participantes mostraron parte de su estrategia electoral. Silvina propuso como máxima para su “partido” la Moda de las gorditas. “Este verano se usa ser gordita”, dijo ante la risa de sus compañeros. Lejos de preocuparse por los kilos de más que le trajo el encierro, la rosarina plantea la risa como dieta inmejorable.