Vamos a la playa

Esta semana, los chicos deberán sortear distintas etapas playeras si quieren conseguir el 70 por ciento de incremento en el presupuesto semanal. El primer obstáculo a superar es hacer equilibrio en una tabla de surf. Después, deberán acertarle a tres aros con el frisbee. Otra prueba consiste en trasladar peces en la pileta. En la última actividad jugarán al tejo. Para superar esta etapa, necesitan sumar 1000 puntos entre todos los lanzamientos. Esta semana, los chicos quieren más que nunca ganar la prueba, porque saben que necesitarán darse algún lujo cuando el final del programa esté cerca.

Por la tarde, Gran Hermano los llamó uno por uno al confesionario y les fue dando la noticia: el programa durará una semana más, lo que significa que los finalistas abandonarán la Casa el 1 de diciembre. Al no haber ninguna nominación adelantada, como había ocurrido en el ciclo anterior, la finalización natural del juego es el primer sábado de diciembre. Los participantes lo tomaron con humor y tranquilidad. Salvo uno de ellos, Gustavo. El fierrero, más tarde, en una charla con el Paisa, admitió que extraña a Ximena y a sus familiares y amigos. “Ya estaba programado para salir el 24 de noviembre”, le confesó a Javier, aunque no descartó acostumbrarse a la nueva fecha.