Así viven los nuevos participantes

Lentamente la Casa de Gran Hermano está adquiriendo dinámica propia. Por la mañana, Gonzalo se levantó más temprano y estuvo a cargo de la limpieza de las “necesidades” de los perros. Gustavo y Roberto retrasaron su desayuno para limpiar y manejar el establo. Margarita pareció recibirlos gustosa. Si bien comparten todo el día juntos, los chicos todavía no se conocen muy bien. “¿Quién es Alejandra?”, se escuchó en la mesa esta mañana. La falta de experiencia la mostró Luis, cuando se quedó encerrado en el almacén por olvidarse de trabar la puerta.