Santiago, luz verde con Tamara

Luego de insistir y fracasar en su intento de seducir a Tamara, Alejandro dio vía libre a Santiago para embarcarse en la misma empresa. Es que los masajes y arrumacos que India y Santi se dieron durante algunas horas no pasaron desapercibidos para el saxofonista. Le dijo que no se preocupara por él y que hiciera su historia. Santiago escuchó con mucha atención la “gauchada” y una sonrisa se dibujó en su rostro, como si acabara de recibir la bendición de quien sabe “algo más”.