Pato quiso abandonar

Patricia, la cordobesa, estuvo a punto de dejar la casa de Gran Hermano. Afligida por la decisión inminente de postular a algún compañero para ser expulsado, Pato anunció que no podía soportar eso y agregó: “prefiero irme cuando todavía estamos todos”.

Todo el día y dos largas charlas con María Inés Chaves Paz, la psicóloga de Gran Hermano, fueron necesarias para hacer reflexionar a la participante. Finalmente, Pato contó su decisión sin dar demasiadas explicaciones: “hablé con María y fue muy cálida… Sí, me quedo”.