Gastón, la oveja negra

Gastón ha convulsionado la vida en la Casa hasta armar un culebrón inesperado. El benjamín, ansioso por saber quiénes serán los nuevos nominados, inauguró los cuestionarios en secreto, los chismes y rumores de ida y vuelta. El ambiente se enrareció, y el olor a complot se percibió en el grupo. Según Gastón, lo hizo porque no soporta la incertidumbre, y porque no quiere ver salir de la Casa a alguien de su preferencia. Esta última motivación es la que desató la alerta de Gran Hermano, pero también la de algunos de sus compañeros, que en sus rostros denuncian que un nuevo nombre está siendo analizado antes de dar sus votos.