El turno de ellos

Los chicos no se quedaron atrás a la hora de divertir a sus compañeras. Luego del comentado del show hecho por ellas la noche del martes, todos hicieron gala de sus dotes artísticas. El evento, que fue preparado durante más de dos horas, contó con nudismo y todo. Al son de New York, New York de Frank Sinatra , ninguno dudó a la hora de bajarse los calzoncillos. Y eso que no habían tomado alcohol para desinhibirse, porque el premio de Gran Hermano (dos botellas de vino blanco y dos de champagne) no había alcanzado para mucho más que un brindis. Todos, que fueron aplaudidos a rabiar, cerraron el show sacando a bailar a sus compañeras.