El amante

Santiago sigue alimentando su fama de galán. El más codiciado de la Casa contó una historia que obtuvo la atención de todos sus compañeros. Según relató, Santi fue el amante juvenil de una señora mayor que él, que cansada del tedio hogareño, buscó el placer fuera de su cama matrimonial. El “otro” aseguró que la relación duró más de lo esperado porque los tortolitos furtivos compartían “charlas sinceras y paseos auténticos”. Y, por la cara de Santiago, el romance fue mucho más allá de una aventura excitante de sexo y escondidas.