Diego también se confesó

Como todos en la Casa, Maradona también tuvo que pasar por el Confesionario. Al principio se mostró un poco desconfiado, pero aprovechó para descansar del picado que había jugado en el parque. Después se largó a hablar. “Estos chicos están haciendo la suya. Afuera dicen que no los ve nadie, pero la están rompiendo con el rating. Dicen que no hacen nada, y los pibes acá son bien reales, hacen de todo”, disparó, con la franqueza de siempre. “Gracias por haberme traído acá, a ver a estos chicos. Yo quiero gente como esta para mi país”, fueron las últimas palabras de Diego para Gran Hermano.