Alejandro, el expulsado

La votación telefónica decidió que Alejandro fuera expulsado de la casa. Con el 66% de los votos, el saxofonista fue el elegido por la gente. Natalia, que fue la primera en llorar y saludarlo, fue quien lo llevó abrazado hasta el patio. Allí, el pelilargo del grupo dijo a sus ahora ex compañeros: “hagan quilombo, que los quiero ver”. Todos lo despidieron con aplausos hasta que salió de la casa. En el estudio, junto a Soledad Silveyra había más de una sorpresa para Alejandro. Primero habló por teléfono con Diego Armando Maradona, que sólo tuvo palabras de aliento para él, y después pudo encontrarse con su hermano gemelo Gustavo, quien reside en Europa.