Afectos y masajes

Los habitantes de la Casa ya han roto el hielo y se demuestran afecto mutuamente. Primero fueron las palabras, para pasar luego al contacto físico: los masajes. Eleonora se autodefinió como la “masajeadora oficial”, y ha practicado su nuevo cargo con Martín, Santiago, Natalia; y dice que al único que no “atenderá” es a Gastón, “porque le produce otros efectos”. Otro de los expertos es Alejandro, que ha ejercitado sus manos con Tamara. Gustavo tampoco ha perdido el tiempo, y Verónica y Patricia (sobre todo) han sido las beneficiarias de este arte manual…