Fiesta Moulin Rouge

Con una ambientación de lujo bailaron y se divirtieron hasta muy tarde. Andrea fue la más divertida mientras que Euge y Esteban no lograron disimular su malestar por estar nominados. Sole se olvidó de todo y la pasó bomba.

Las chicas iniciaron el baile y se mantuvieron motivadas toda la noche mientras los hombres tardaron en conectarse con la fiesta. En general, estuvieron muy desganados, los más relegados fueron Esteban y Seba que demoraron en levantarse del sillón desde donde observaron el “dance” de las damiselas de la Casa.

Andrea, en una de sus tantas miradas al espejo, se asombró de su figura y le comentó a Soledad: tengo una panza de embarazada! Y luego hizo “jueguito” con ella. Más tarde, al ritmo del tema que dio el nombre a la fiesta, hizo un show muy sensual en el que no paró de menear sus caderas.

Damián estuvo muy serio, quizás porque extraña mucho a su familia. Mientras tanto Celeste demostró cuán lejos está del peso que tenía al entrar a la Casa.

En una pausa entre tanto baile, Soledad conversó con Javi sobre su nominación y dijo: “mañana me voy seguro, es una cuestión de números, los votos de Bam Bam y de Euge van para mí. De todos modos es mejor porque hace rato que me estoy haciendo muchos rollos acá. Me siento re preparada para salir, no sé si aguanto dos meses más. Quiero quedarme, hace más de medio programa que estoy. Me da mucha curiosidad el afuera”.

Euge y Esteban, también nominados, conversaron luego de bailar. Ella lo animó a que cambiara su actitud en la noche diciéndole: “ponele un poco de onda, muchas veces no tenemos ganas de hacer cosas pero hay que hacerlas”.