Martín Viaña / Biografía

Martín Viaña es de esas personas muy seguras de si mismas: dice, textualmente, que obtiene todo lo que se propone. Y, con sus 25 años tendrá, en Gran Hermano, un desafío más que interesante de comprobar si su capacidad sigue intacta.

A Tincho, como le dicen sus amigos, le quedan apenas cinco materias para obtener el título de abogado, pero su verdadera pasión es la aviación. Se acaba de recibir de piloto y es, según sus palabras, en el aire donde realmente se siente feliz. Si bien actualmente trabaja en el área de marketing de Coca Cola, pretende en el futuro ganarse la vida como piloto de aviones de carga.

Sus padres viven en Chacabuco y él en San Isidro solo, aunque a menudo lo visita su novia Macarena, a quien define como “una mujer muy bella por dentro y por fuera”. Los amigos, que supo mantener a través de los años, son una parte importante de su vida: “Me bancan a muerte y los respeto y quiero mucho”.

Por su experiencia con las artes marciales, que practica desde los 8 años, seguramente será a quien ninguno de sus compañeros elegirá para pelearse. Sin embargo, lo más probable es que sí se acerquen a él para pedirle unos tragos, ya que los fines de semana trabaja de barman.

Seguro como es, Tincho no soporta a la gente que le esquiva la mirada. Lo cierto es que, por tres meses, el ojo de Gran Hermano estará las 24 horas posado sobre él. Y ante ese ojo, tendrá que la posibilidad de probar o no, que en la vida logra todo lo que se propone.