El sueño terminó para Natalia

La octava y última eliminación en Gran Hermano dejó afuera a Natalia. Ella había sido una de las pocas en la historia del juego en poder reingresar a la Casa después de hacer sido eliminada, y hasta había superado varias nominaciones camino a la final. Pero el público quiso que Matías sea el elegido, y Natalia obtuvo el 64,18% de los votos, mientras que su contrincante obtuvo sólo el 35,82%. Ahora, Natalia podrá reencontrarse con su hija Melina, y aclarar su situación con Pablo. Y por supuesto, ver cuál de sus compañeros es el vencedor en la gran final.

“Saliste nominado como cualquiera”

El tópico era sobre los días más y menos felices dentro de la Casa, y estaba coordinado por Mauricio. Cuando le tocó el turno de hablar a Matías, el piloto no disimuló su fastidio por estar nominado. “Me dolió lo que pasó”, dijo, en clara alusión a Natalia. La juninense enseguida salió a aclarar los tantos: “Saliste nominado como cualquiera. Aparte siempre me plantean cosas a mí y no a Romi”, señaló. Allí apareció Viviana, que le reprochó su voto a la publicista. “Vos estás loca”, fue la respuesta de Romi. La historia continuará, sin dudas…

“La persona que más juega sos vos”

La discusión entre Natalia y Viviana siguió, con dardos afilados entre la morocha y la juninense. “Acá adentro la persona que más juega sos vos”, acusó Nati. “Yo juego, jamás lo negué, pero derechita”, replicó Vivi. “Sos insportable”, siguió Natalia. “Yo ya estoy en la final. Vos me estas deseando el mal, pero no lo estas logrando”, dijo Vivi. “Vos haces cosas a cualquier precio”, disparó la juninense.“ Y vos tenés herpes, que se contagia por relaciones sexuales. Afuera veremos como sigue esto”, aulló Vivi, y cerró: “Ojalá que te vaya bien”.

“Me tenés podrida”

La Casa quedó caliente luego de las nominaciones de ayer. El tema es excluyente, y así lo trataron en una charla Viviana, Natalia y Matías. Una vez más, la morocha criticó a la juninense por su forma de nominar. “La verdad Vivi, me tenés podrida. Seguís una y otra vez con el mismo tema, ¡cortala, por favor!”. “Acá se habló mucho de compañerismo, y mirá lo que quedó”, señaló Vivi, mientras Matías intentaba (en vano) contemporizar. El clima adentro del juego, demás está decir, se corta con un cuchillo…

“Es pura estrategia de juego”

Natalia se levantó mal. Es que, por la noche, había admitido que a “las novias” (Romina y ella) les convenía nominar de cierta manera para hacer contrapeso con “la triple alianza” (Vivi, Mati, Mauri). Al conocer esto, Viviana la entendió un poco y se enojó otro tanto. “Entonces ahora sí todos estamos jugando”, arrancó la morocha, que después mostró su molestia: “Que ustedes digan todo el día que van a quedar nominadas, hace que nos sintamos peor todavía”, se quejó. “Esta vez tengo que pensar fríamente. Es pura estrategia de juego”, finalizó Nati.

“Me quiero ir a mi casa”

El paso del tiempo les pesa a todos, de mayor o menor manera. Y aunque estuvo unos días afuera, la juninense ya está cansada. “No tengo ganas de hacer nada”, le confesó a Matías. El piloto, experto en quejas y reclamos, la entendió perfectamente. “Me quiero ir a mi casa”, insistió la madre de Melina, algo confundida con esta nueva sensación. “Nunca me había pasado hasta ahora. Siempre quise estar”, le dijo a Gordon. “Igual no sé lo que quiero. Que sea lo que Dios quiera”, finalizó la juninense, dejando todo librado al azar.

“Llegar acá es algo que no me esperaba”

Después de que Pablo abandonara el juego, Gran Hermano fue llamando al Confesionario a cada uno de los cinco chicos que quedan en la Casa. Cuando llegó el turno de Natalia, la juninense se sinceró ante La Voz. “Voy a sentir mucho la ausencia de Pablo. Es una sensación rara y linda a la vez. Llegar acá es algo que no me esperaba. Se siente que somos re poquitos, y se que voy a estar afuera con Pablo. Lo quiero un montón”, señaló.

Conflicto por el ex de Natalia

El tema salió a luz en pleno tópico, cuando Natalia habló en muy buenos términos del padre de su hija Melina. Después, los chicos le reprocharon que haya hecho eso frente a Pablo. Y, como se esperaba, llegó la molestia del propio Pablo. “Estuve enamorada muy fuerte y me quedó un recuerdo muy lindo”, se justificó la juninense. “Lo que pasa es que cuando lo decís suena de otra manera. A veces hasta pienso…”, titubeó el hincha de River, y Nati lo interrumpió: “Nunca voy a volver con él porque no funciona”, cerró.

Pablo y Nati no se encuentran

Están gran parte del día juntos, pero tienen más reclamos que caricias para darse. Esta vez, el que se sintió molesto fue Pablo. “Me tengo que tomar todo más a la ligera”, le dijo a Nati con los ojos perdidos. “Ya te la tomás a la ligera. Debería ser al revés. Ayer sentí que estaba con un mudo. Quiero saber qué te importa y qué querés”, respondió enérgica la juninense. “Así como vos esperás cosas distintas de mi, yo también muchas veces espero otras cosas de vos”, se quejó el hincha de River.