A Mauri le faltó poco

En la elección final más reñida de la historia de Gran Hermano, Mauricio Córdoba se quedó, por decisión de la gente, con el segundo premio. Con votos positivos, al skater no le alcanzó para derrotar a la ganadora, Viviana Colmenero. Pero, al igual que sus compañeros, Gran Hermano le regaló un premio de 15 mil pesos. Uno de los Hermanos Macana, Mauri se caracterizó por su humor y su buena onda, en una experiencia que significó un cambio rotundo en su vida.

“No quiero pelear con vos”

Desde hace unos días, Viviana se queja de las actitudes de Mauricio, en especial de su cercanía con Romina. Luego de que los cuatro salieron del Confesionario, la morocha volvió a arremeter contra el skater. “Si necesitas algo, últimamente llamás a Romi. Y si querés jugar, no me avisas. No me tenés más en cuenta”, señaló Vivi. “No te digo nada y te ignoro porque no quiero pelear con vos”, fue la respuesta de Mauri. “Te aburrís conmigo”, le dijo irónicamente Vivi. Mauri remató: “Yo no estoy enojado con vos”.

Cortocircuito entre Mati y Mauri

Desde que explotó el conflicto, dejaron de ser inseparables. Matías no deja de quejarse de la traición mientras Mauricio busca distender el ambiente a toda costa. “Se puso en jaque algo que vengo defendiendo, por gente que actuó en forma injusta”, volvió sobre el tema el piloto. “Es muy simple, o te vas o te quedás”, le respondió el skater minimizando el tema. “Ponete en mi lugar. ¿Qué hubieras hecho? ¿No te hubiera dolido nada?”, insistió Gordon. La respuesta fue concluyente: “Es una pelotudez abismal”, dijo Mauri.

Mauri y Vivi: pelea y reconciliación

Mauricio y Viviana continuaron discutiendo, esta vez con Matías como testigo. “Un error tuyo es que creés que tenés derecho a saber de todos. Vos no tenés ningún derecho a saber la nominación de Natalia, ni tenés derecho a saber si estuve o no con Carla”, le dijo el skater a la morocha. “Sí que tengo derecho a todo, no sólo a lo bueno”, fue el argumento de Vivi. “Tenés una manera jodida de ser sincera”, le replicó Mauri. Luego, el piloto contemporizó, y ambos se reconciliaron.

“¿Involucrarme es hacer quilombo todo el día?”

La discusión siguió, pero esta vez entre dos personas muy afines dentro del juego: Mauricio y Viviana. “Me da mucha bronca que no te metas, que no te involucres”, le dijo la morocha al skater. “Seguís machacando sobre todo esto y las tenés acá (por Natalia y Romina). Tenés 31 años Vivi, basta. ¿Involucrarme es hacer quilombo todo el día?”, fue la respuesta de Mauri. “Estás obsesionada con el tema de las nominaciones y quien sale, y vas a seguir así hasta el domingo”, cerró el diálogo Buba.

Ya están los primeros finalistas

Mauricio Córdoba, Viviana Colmenero y Romina Orthusteguy son los tres primeros finalistas de la tercera edición de Gran Hermano. El skater, la morocha y la publicista fueron quienes eludieron la última nominación con 0, 2 y 3 votos respectivamente, por lo que de manera automática se aseguraron un lugar en la Casa hasta el último día del juego. Sin dudas, los tres afrontarán la última parte del juego con una tranquilidad envidiada por Natalia y Matías, quienes deberán afrontar el duro trago de tener que estar nominados a salir de la Casa.

“¿Y si nominamos a Gran Hermano?”

Hoy fue un día tenso dentro de la Casa: los chicos realizaron su última nominación dentro del juego. Al terminar de votar almorzaron, y luego cada cual se dispersó. Los Hermanos Macana Matías y Mauricio enseguida se fueron a la habitación de los chicos a charlar, y el tema obvio se cayó de maduro. “No quiero estar nominado”, dijo el piloto. “Nadie quiere estar nominado”, contestó el skater, y propuso una solución que despertó las risas de ambos: “¿Por qué no nominamos a Gran Hermano?”

¿Conflictos en El Trío?

Mitad en broma, mitad en serio, Mauricio y Matías le hicieron una serie de reproches a Viviana. “Estas en estrella y en vedette. Pedís rimel y otras giladas, ¿para qué?”, le dijeron Los Hermanos Macana. “La verdad, es la primera vez que veo a alguien que se hace la planchita en el pelo antes de irse a dormir. Y la semana pasada no me diste bola porque estaba Gastón”, siguió Mati. “No digan eso”, los cortó Vivi. “Los quiero a los dos. Sólo los puedo comparar con mis hermanos y mis amigos”, les dijo.

“Me han tildado de agresivo”

Durante toda la tarde la mayoría de los chicos se la pasó durmiendo. La excepción a la regla fueron Matías y Mauricio, quienes primero charlaron desde su cama y luego desde la cama del skater, donde el piloto aeronáutico se dedicó a masajearle los pies. Allí Mauri le dijo a Mati: “Muchas veces me han tildado de agresivo”. “Gordon” fue claro: “Es que vos eras así. Ya lo has contado acá”. “Sí, tuve mi etapa entre los 14 y los 17 años”, completó el Macana menor, cerrando esa parte de la charla de manera críptica.

“En una época todos los días me rompías las pelotas”

Durante la tarde, para escapar del sol, Matías y Mauricio se quedaron en la habitación de los varones, charlando. Allí fue cuando el Macana Mayor se sinceró ante el más pequeño: “Hubo una época en que todos pero todos los días me rompías las pelotas. Yo iba y me quejaba con Gran Hermano. Era la época en que vos pedías todas las mañanas el tema de “la puerta” (por “Elevador”, de Catupecu Machu)”. Mauri, obviamente, no podía más de la risa. Por lo que parece, la relación entre ambos volvió a la normalidad…