Matías, el cuarto

Matías Bagnato resultó, por decisión del público, ser el primero de los cuatro finalistas en abandonar la Casa de Gran Hermano. Con 6651 votos positivos, Matías se despidió emocionadamente de sus compañeros. Pero antes de dejar el lugar que lo cobijó por más de cuatro meses, La Voz de la Casa le regaló una sorpresa: un premio de diez mil pesos por haber salido cuarto dentro del juego. Sin dudas, Matías fue uno de los personajes más divertidos de las tres ediciones de Gran Hermano.

“Hay gente que necesita más la plata”

De los cuatro finalistas, Matías fue el más original a la hora de explicar las razones para que la gente lo vote como ganador. Si bien empezó como el resto de sus compañeros, diciendo que entró “con el sueño de poder darle tranquilidad en lo económico” a su abuela, después cambió de tono y sorprendió a todos. “Con lo de esta noche ya gané. Y acá hay gente que verdaderamente necesita más la plata”, comentó el piloto. “Obvio que si puedo ayudar a mi abuela bien”, aclaró, pero quedó claro que a la hora del premio, para él primero están los demás.

Mati, su abuela y su novio

Durante toda la tarde, Matías, Viviana y Romina charlaron en el jardín. En un momento, los tres comenzaron a imaginar como serían sus días una vez que termine el juego. Este hecho mereció un comentario por parte del piloto: “Cuando entré acá, ni mi abuela ni Damián (por su novio) vinieron a despedirme”. “Bueno, pero ahora cuando salgas no te quepan dudas que van a venir”, le dijo Nati. “Ojalá. Mi abuela no estaba muy de acuerdo con que yo entrara”, señaló Mati, dando por concluida la charla.

Cortocircuito entre Mati y Mauri

Desde que explotó el conflicto, dejaron de ser inseparables. Matías no deja de quejarse de la traición mientras Mauricio busca distender el ambiente a toda costa. “Se puso en jaque algo que vengo defendiendo, por gente que actuó en forma injusta”, volvió sobre el tema el piloto. “Es muy simple, o te vas o te quedás”, le respondió el skater minimizando el tema. “Ponete en mi lugar. ¿Qué hubieras hecho? ¿No te hubiera dolido nada?”, insistió Gordon. La respuesta fue concluyente: “Es una pelotudez abismal”, dijo Mauri.

“Estoy harto, podrido”

Aunque pasen los días, Mati no logra digerir su nominación. Y después de la pelea con Natalia durante el tópico, el piloto habló mal de la juninense con Romina. “Desde que entró Gastón, Nati nos tira palos a Vivi y a mi”, comentó. “Me jode porque la vez pasada hicimos todo lo posible para que no estuviera nominada”, se quejó Gordon, que luego siguió con lo suyo: “Esta todo bien pero no me mientas y me cagues así… ya está, estoy harto, podrido. No aguanto más la situación”, finalizó el piloto, sin encontrar respiro para su dolor.

“Saliste nominado como cualquiera”

El tópico era sobre los días más y menos felices dentro de la Casa, y estaba coordinado por Mauricio. Cuando le tocó el turno de hablar a Matías, el piloto no disimuló su fastidio por estar nominado. “Me dolió lo que pasó”, dijo, en clara alusión a Natalia. La juninense enseguida salió a aclarar los tantos: “Saliste nominado como cualquiera. Aparte siempre me plantean cosas a mí y no a Romi”, señaló. Allí apareció Viviana, que le reprochó su voto a la publicista. “Vos estás loca”, fue la respuesta de Romi. La historia continuará, sin dudas…

“No me merezco estar en esta situación”

Esta vez, la charla entre Los Hermanos Macana Matías y Mauricio no giró en las habituales bromas. “La verdad que estoy mal por estar nominado, y la pelea entre Nati y Vivi me puso peor”, le dijo el piloto al skater. “Estaba muy ilusionado con llegar a la final y ahora no puedo pensar en eso”, continuó Mati, ante el silencio de Mauri. Y cerró lo que casi fue un monólogo con esta frase: “Me cansé de ponerme la careta. Si hubiera sido de mala leche me lo bancaría, pero no fue así. No me merezco estar en esta situación”.

“Yo nunca te haría algo malo”

Matías se siente traicionado por Nati y Romi, por haberlo puesto en el banquillo. Entonces decidió hablar con la publicista. “Me sentí mal porque tanto a Nati como a vos siempre traté de ayudarlas”, comentó el piloto dolido. “Todos los días hablabas de “nosotros cuatro”, y después en las nominaciones apuntaban a mi. Cuando quedé nominada me sentí sola”, se justificó Romi. “Yo nunca te haría algo malo. Siempre traté de estar al lado tuyo. Pero la semana pasada yo estaba mal también”, aclaró Gordon un poco ofendido.