Matías, el cuarto

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Matías Bagnato resultó, por decisión del público, ser el primero de los cuatro finalistas en abandonar la Casa de Gran Hermano. Con 6651 votos positivos, Matías se despidió emocionadamente de sus compañeros. Pero antes de dejar el lugar que lo cobijó por más de cuatro meses, La Voz de la Casa le regaló una sorpresa: un premio de diez mil pesos por haber salido cuarto dentro del juego. Sin dudas, Matías fue uno de los personajes más divertidos de las tres ediciones de Gran Hermano.

“Hay gente que necesita más la plata”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

De los cuatro finalistas, Matías fue el más original a la hora de explicar las razones para que la gente lo vote como ganador. Si bien empezó como el resto de sus compañeros, diciendo que entró “con el sueño de poder darle tranquilidad en lo económico” a su abuela, después cambió de tono y sorprendió a todos. “Con lo de esta noche ya gané. Y acá hay gente que verdaderamente necesita más la plata”, comentó el piloto. “Obvio que si puedo ayudar a mi abuela bien”, aclaró, pero quedó claro que a la hora del premio, para él primero están los demás.

“Estoy harto, podrido”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Aunque pasen los días, Mati no logra digerir su nominación. Y después de la pelea con Natalia durante el tópico, el piloto habló mal de la juninense con Romina. “Desde que entró Gastón, Nati nos tira palos a Vivi y a mi”, comentó. “Me jode porque la vez pasada hicimos todo lo posible para que no estuviera nominada”, se quejó Gordon, que luego siguió con lo suyo: “Esta todo bien pero no me mientas y me cagues así… ya está, estoy harto, podrido. No aguanto más la situación”, finalizó el piloto, sin encontrar respiro para su dolor.

“No me merezco estar en esta situación”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Esta vez, la charla entre Los Hermanos Macana Matías y Mauricio no giró en las habituales bromas. “La verdad que estoy mal por estar nominado, y la pelea entre Nati y Vivi me puso peor”, le dijo el piloto al skater. “Estaba muy ilusionado con llegar a la final y ahora no puedo pensar en eso”, continuó Mati, ante el silencio de Mauri. Y cerró lo que casi fue un monólogo con esta frase: “Me cansé de ponerme la careta. Si hubiera sido de mala leche me lo bancaría, pero no fue así. No me merezco estar en esta situación”.

“Yo nunca te haría algo malo”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Matías se siente traicionado por Nati y Romi, por haberlo puesto en el banquillo. Entonces decidió hablar con la publicista. “Me sentí mal porque tanto a Nati como a vos siempre traté de ayudarlas”, comentó el piloto dolido. “Todos los días hablabas de “nosotros cuatro”, y después en las nominaciones apuntaban a mi. Cuando quedé nominada me sentí sola”, se justificó Romi. “Yo nunca te haría algo malo. Siempre traté de estar al lado tuyo. Pero la semana pasada yo estaba mal también”, aclaró Gordon un poco ofendido.

“Quiero que sufra las 24 horas del día”

Matías Bagnato Gran Hermano 3 Argentina

El tema ya había sido tratado, pero no con tanta crudeza: el asesinato de la familia de Matías. Luego de contar con lujo de detalles acerca del incendio en el que perdieron la vida sus padres y sus dos hermanos, el piloto sacó a relucir una faceta vengativa desconocida hasta el momento. “Mientras este vivo no voy a dejar que ese asesino esté en paz. Tengo la esperanza que no aguante en la cárcel”. Romi intentó tranquilizarlo, diciendo que “está pagando todo lo que hizo todos los días”, pero Mati fue contundente: “Quiero que sufra las 24 horas del día”.

El cocinero sensible

Matías Bagnato Gran Hermano 3 Argentina

Es evidente que el encierro le está resultando pesado a algunos de los chicos. Si no, no se entendería la reacción de Matías, que este miércoles se molestó con sus compañeros mientras preparaba el guiso de arroz. Primero se enojó con Mauri porque le hizo una pregunta sobre el tiempo de hervor. Y después, en la mesa, se sintió ofendido por la risa de Natalia. “Mirá por lo que te vas a enojar”, lo retó Buba. “Me rompe las bolas que se rían de mi cuando cocino”, retrucó Gordon. “Nos reímos de orgullosos”, trató de mediar Nati, aunque sin éxito.

Matías: “Me quedé mal por lo de Mauri”

Romina Orthusteguy y Matías Bagnato Gran Hermano 3 Argentina

Después del tópico donde Gastón dijo que todos están jugando, las cosas no quedaron bien entre los Macana. Y en una charla con Romina, el más grande los dos se mostró lastimado. “Me quedé mal por lo de Mauri. Me sorprendió la reacción que tuvo”, confesó el piloto. “A mi me pueden decir los otros seis que él juega y yo no lo voy a creer”, se quejó Mati, molesto porque su compañero desconfió de él. La publicista trató de tranquilizarlo, pero “Gordon” siguió con lo suyo. “Me quedó el dolor”, concluyó con la voz entrecortada.

Todos contra todos

Viviana Colmenero y Matías Bagnato Gran Hermano 3 Argentina

Después de las declaraciones de Gastón, no volvió a haber paz en la Casa. No solo Mauricio desconfió de sus inseparables Matías y Viviana, sino que también Pablo y Natalia mantuvieron una charla acerca de las estrategias y Romina se sumó a la desconfianza generalizada. Pero en el fondo, el más lastimado fue Matías, ya que Gastón lo mencionó a él como el jugador. El piloto, entonces, se las tomó con el inquilino, y en una charla con Vivi fue bien claro: “Yo puedo tener mucha buena onda, pero que no me vuelva a atacar”, amenazó.

“Era Superman y volaba”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Matías continúa soñando. Pero esta vez las imágenes que “vivió” mientras dormía no fueron “eróticas”. Al menos eso les contó a Mauricio y a Viviana. “En el sueño estaba una compañera del colegio secundario y nosotros. Todos teníamos habilidades”, dijo Mati. “¿Cómo los X Men?”, quiso saber Mauri. “En serio, yo era Superman y volaba”, siguió narrando, ante las carcajadas del skater y de Vivi. Y agregó, señalando a Mauricio: “Vos tenías mucha fuerza. Tanta, que arrancaste la pileta de cuajo”. ¿Le contará Mati su sueño a la psicóloga de la Casa?

Navidad en Gran Hermano

Navidad en Gran Hermano 3 Argentina

La Navidad también llegó a la Casa de Gran Hermano. Y ninguna de las tradiciones quedó afuera: además de los regalos de los familiares, los fuegos artificiales y la consabida cena navideña con brindis incluido, se sumaron algunas sorpresas. De a uno, cada uno de los participantes fue recibiendo el saludo de sus familiares. Emocionados reencuentros por televisión que llenaron de lágrimas la Casa. Quizá la más emocionada fue Viviana, que recibió un saludo de su padre desde España, al que no veía desde hacía muchos años. La morocha sí que vivió una Navidad especial. Seguí leyendo “Navidad en Gran Hermano”

El inolvidable cumple de Matías

Matías Bagnato Gran Hermano 3 Argentina

Para el piloto, la nominación pasó a un segundo plano. Es que en las primeras horas del miércoles pasó un cumpleaños increíble. Primero, se lo cantaron desde España vía satélite junto con los chicos de la Casa. Después fue al confesionario, donde le entregaron tarjetas de su gente querida y un calzoncillo gigante que decía “Gordon” y “Alf”. Y a la mañana se encontró con una mesa de desayuno completa, con café y una choco torta con velas. Allí le volvieron a cantar el feliz cumple, con Inma incluída. “Qué lindo, me encantó. Mi gracias, chicos, de verdad”, fue la reacción de un Matías emocionado, y agradecido.

“Es inevitable acordarme de mi hermano”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Para el piloto aeronáutico es imposible olvidarse de su tragedia familiar. Y menos este miércoles, 11 de diciembre, fecha en que cumpliría años uno de sus hermanos. Por eso, cuando entró al Confesionario, le habló a Gran Hermano de su momento. “Es común que esté así (bajoneado). Las fechas pesan, por más que uno no lo quiera”, admitió “Gordon”. “Es inevitable acordarme del cumple de mi hermano. Y me pesa no estar junto a mi abuela”, continuó triste. “Su cumple me pesa más que los demás porque está cerca del mío”, confesó el piloto a media voz. “Igual, no se preocupen, ya se me pasa”, adelantó.

Matías: “Quiero tener un hijo natural”

Matías Bagnato Gran Hermano 3

La relación de Matías con su sexualidad es un tema controvertido, no tanto por él sino más bien por los prejuicios sociales. Y aunque no suele hablar mucho de eso, el piloto aeronáutico de vez en cuando se despacha con alguna confesión fuerte, como pasó mientras conversaba con Eduardo sobre la paternidad. “Yo no quiero adoptar, quiero tener un hijo natural”, señaló Mati. “Gordon”, como le dice Mauri, se manifestó en contra de que su sucesor tenga una familia no tradicional (o sea, que los padres sean dos hombres). Lo que no se sabe, todavía, es cómo conciliará este deseo con su elección sexual.

Triste y melancólico

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Generalmente sonríe, se hace el ofendido pero se toma todo con humor. Sin embargo, Matías carga con una historia pesada por la muerte de toda su familia en un accidente y no siempre se puede olvidar. Bajoneado y triste, el piloto aeronáutico habló con Eduardo y Romina. “Tengo mis días, en esta época siempre me agarra. Me sacude los cuatro costados”, les contó. “El 11 de diciembre es el cumple de mi hermano, a la semana siguiente el mío, y eso me toca”, confesó. “En las fiestas me acuerdo de ellos. Igual van a ver que después me pongo bien. Pero es lógico que me agarre, soy un ser humano”, analizó Mati.

Los Hermanos Macana no tienen paz

Mauricio Córdoba y Matías Bagnato Gran Hermano 3

Son el dúo más inseparable de la Casa. También, los primeros a la hora de las maldades. Hablamos de Mauricio y Matías, alias Los Hermanos Macana. Mientras la mayoría tomaba sol en el jardín, ellos, dentro de la Casa, pensaban que podían hacer para romper con la monotonía. Y empezaron: primero, escondiéndole la planchita del pelo a Vivi en el almacén. Luego, como si esto fuera poco, mezclando con vinagre el shampoo que más usan en el baño. Y, por último, planteándole a Gran Hermano un desafío en el confesionario. ¿Qué maldad será? ¿Aceptará Gran Hermano? Pronto lo sabremos.

Matías: sin secretos

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Hace días que Matías tiene algo más que decirles a sus compañeros. Y el tópico de la razón por la que entraron a la Casa fue el momento ideal. Después de hablar de otros temas, tomó envión y confesó: “Me siento con la frente alta para decirlo. Yo, además de todo, soy gay”. Ante el silencio respetuoso de los chicos, se animó a seguir: “Fue muy duro, porque después de lo que le pasó a mi familia, no tenía un viejo o una vieja para orientarme en este tema”, se lamentó. “Encima está la cuestión de las discriminación, que es muy jodido”, agregó.

La confesión de Matías

Matías Bagnato Gran Hermano 3

Conmovedor. Ese es el adjetivo que mejor le cabe a la charla que tuvo Matías Bagnatto con sus compañeros de la Casa ayer a la madrugada. Les contó al resto de los participantes sobre la tragedia que desembocó en la pérdida de sus padres y su hermano menor en 1994, luego de que incendiaran la casa en la que vivían.