Luis el expulsado

Luis Biondi Gran Hermano 2 Argentina

Finalmente, la primera expulsión se produjo: Luis tuvo que abandonar la Casa. Gonzalo recibió el 23% de los votos, y Lucho recibió el 77% restante. Después de una semana de desánimo, “Bruce” tuvo que obedecer la decisión del público, y alejarse de quienes fueron sus compañeros durante estos primeros 15 días de encierro. Su promesa de “armar lío” si se quedaba en el programa quedará para otra ocasión. Afuera, su familia y sus amigos lo esperaban, y Mariano Peluffo lo condujo hasta el estudio, donde Soledad Silveyra lo conectó con quienes quedaban dentro de la Casa.

Lucho quería jugar

Luis Biondi Gran Hermano 2 Argentina

“Me tengo que quedar porque voy para adelante”comenzó a decir Bruce cuando Gran Hermano le dio la última oportunidad para convencer al público para que lo deje en la Casa. “Me tengo que quedar porque no me como ninguna. Porque si me tengo que pelear, me peleo; porque además de lo transparente que soy, puedo hacer lobby. Y porque quiero empezar a jugar”, confesó. “Lo importante es que se hable, bien o mal, pero que se hable. Si me quedo, voy a ser tema de conversación”, afirmó Luis, tratando de convencer al público.

La tristeza de las valijas

Gonzalo Novellino y Luis Biondi Gran Hermano 2 Argentina

El momento más amargo de la tarde del sábado fue sin dudas cuando Gonzalo y Luis se dedicaron a armar sus valijas. Los dos tenían que preparar sus cosas, para abandonar la casa cinco minutos después de que Soledad Silveyra revelara el nombre del expulsado. “Suerte que los otros no vinieron a mirar”, le dijo Luis a Gonzalo, agradeciendo su soledad. “Es una tristeza. La verdad que no lo puedo creer”, siguió Lucho, mucho más afectado que Gonzalo. Después, en el living, Luis imaginó que si le toca quedarse, va a festejar que cualquiera de sus compañeros resulte nominado. “Y bueno, son estilos”, reflexionó Máximo, resignado.

Hay que votar al gordito

Luis Biondi Gran Hermano 2 Argentina

Luis y Gonzalo tienen dos cosas en común. La primera, evidente, es que los dos están nominados para dejar la Casa el sábado. La segunda, que ambos desconfían de Máximo, y en caso de quedarse lo votarían. En una charla nocturna, entre tema y tema, se refirieron al jugador de squash. “A mi Máximo no me cerró por actitudes que tiene. Si alguien te cambia la mirada cuando hablás de ciertos temas es por algo. Además, todo lo que le decís le cae bien”, dijo Gonzalo desconfiado. “Ayer hablé con Yazmín, y ella no tiene buena onda con Máximo”, contó Luis. “¿Ves por qué te digo que los votos tienen que ir para el gordito? El negro también lo va a votar”, concluyó Lucho, quien la semana pasada había anunciado que si se quedaba iba a hacer lobby.

Consejero del amor

Silvina Luna y Luis Biondi Gran Hermano 2 Argentina

Mientras los chicos hacían el último esfuerzo por llegar hasta Ushuaia con sus bicicletas fijas, Lucho y Silvina compartían una charla que sólo el oído atento de Gran Hermano pudo descifrar. El tema, como era de esperarse, era Pablo, y la aparente atracción que Silvina siente por él. “No es que me muera. No es una cosa gigante…”, se le escuchó decir a ella, tratando de quitarle importancia al asunto. Lucho prestó su oreja, y balbuceó algunos consejos para animar a su amiga.

Voy a hacer lobby

Luis tuvo una reacción muy diferente a la de Gonzalo cuando se enteró de que estaba nominado. Primero sonrió, luego dijo que no lo podía creer, y después, cuando tuvo los cinco minutos con Gran Hermano para convencer a la gente de que no lo vote, se lo vio de muy buen humor. “Quiero quedarme porque la estoy pasando muy bien” dijo apenas entrado al Confesionario. Sin embargo, después habló más de su rival que de él mismo. “Que mal, no puedo creer que justo haya caído con Gonzalo que, es un divino”, se lamentó el estudiante de Ciencias de la Comunicación”. “Es un divino, ¿cómo hago para competir con él?”, insistió Lucho, que a pesar de pensar en Gonza no se olvidó de quienes lo habían nominado. “Si me quedo voy a hacer lobby y voy a sacarle la ficha a todos”, anunció.

Entra sin que lo llamen

Gran Hermano 2 Argentina

Lucho parece ser el más confianzudo de los chicos. Esta mañana, y aprovechando el poco tiempo de agua caliente de que disponen por día, no dudó en meterse a la ducha con Yazmín y Magaly. Ellas habían decidido compartir el pequeño espacio para bañarse, pero no esperaban que Luis se sumara a la iniciativa. Después, mientras se cambiaban en la habitación, Carolina pidió que cuidaran la puerta, porque podía entrar Lucho en cualquier momento. “Sí, el chiquito entra y se queda. Ya le sacamos la ficha a ese”, advirtió Yazmín.

Encuentros cercanos

Los participantes no perdieron el tiempo a la hora de acercarse. Mientras la fiesta de bienvenida llegaba a su fin, Gran Hermano puso para los chicos música lenta. Sólo quedaban en el jardín Magaly, Carolina, Máximo y Luis. Lucho fue el primero en agarrar a Carolina de la cintura y comenzar a bailar con ella. Magaly y Máximo siguieron el ejemplo para más tarde cambiar de parejas y danzar hasta que Gran Hermano dijo basta.

Biografía de Luis Biondi

Luis Biondi Gran Hermano 2 ArgentinaA los 27 años, Luis Alberto Biondi puede golpearse el pecho y sentir que no se ha perdido nada de lo que la vida le ofreció. “Generalmente me fue bien en casi todo y gracias a eso puedo decir que estoy absolutamente feliz con lo que tengo”, cuenta con una mezcla de orgullo y alegría. Estudia Ciencias de la Comunicación, es hincha de River y su principal hobbie es leer, además de estar con sus amigos, que junto a sus padres ocupan un lugar muy importante en su vida. Por ahora no tiene novia, aunque esto puede cambiar durante su estadía en la Casa. Seguí leyendo “Biografía de Luis Biondi”