Carla ya dejó la Casa

Finalmente, la nominación masiva se definió este jueves. Y la elegida por el público fue Carla. Por 57,36 % de los votos, contra el 22,21 % de Natalia en segundo lugar, la cantante tuvo que abandonar la Casa. No fue suficiente el beso y la confesión de que no era amistad lo que había entre ella y Mauricio. El público decidió que ella no siguiera en el juego, y ya nada será lo mismo en el programa.

Navidad en Gran Hermano

La Navidad también llegó a la Casa de Gran Hermano. Y ninguna de las tradiciones quedó afuera: además de los regalos de los familiares, los fuegos artificiales y la consabida cena navideña con brindis incluido, se sumaron algunas sorpresas. De a uno, cada uno de los participantes fue recibiendo el saludo de sus familiares. Emocionados reencuentros por televisión que llenaron de lágrimas la Casa. Quizá la más emocionada fue Viviana, que recibió un saludo de su padre desde España, al que no veía desde hacía muchos años. La morocha sí que vivió una Navidad especial.

Carla, entre Viviana y Mauri

Mauricio, Viviana y Matías charlaban en el living, y la morocha quiso saber. “A vos, ¿te gusta Carla?”, le preguntó al skater de manera directa, fiel a su estilo. Ante las evasivas de Mauri, Matías le pidió a Vivi que “bajara un cambio”. Como Vivi insistía, Mauri se enojó. “La verdad, sos una pelotuda” le dijo. “No puede ser que tengas 31 años y hables de esa manera”. “Me estás faltando el respeto”, le contestó Vivi. “Bueno, basta”, terminó la charla Mauricio, retirándose al jardín.

Pablo y Carla: un dúo travestido

Empezó como una broma hace unos días: Pablo y Carla cantando “Vete y pega la vuelta”, la clásica canción del Pimpinela. Como siguieron entonando la melodía cada vez que podían, Gran Hermano les propuso que lo hagan ante la vista de todos, dramatizando la canción, pero con una diferencia: Pablo hará de Lucía Galán, y Carla de Joaquín. Tanto es así que hoy, desde temprano, estuvieron ensayando en la Sala de Intimidad y Misterio, y ambos se compenetraron en sus roles.

Inma y Carla, historias paralelas

A pesar de las distancias, a Inma y Carla les preocupan temas similares. Al menos eso descubrieron este miércoles en una charla sobre hombres. “Creo que de mi relación con Pedro se ve otra cosa”, largó la andaluza. “¿Pero te gusta?”, preguntó Vivi. “Lo quiero, físicamente no me gusta, pero sí sus halagos”, confesó Inma. “A mi eso me está rompiendo la cabeza. Con Mauri me pasa lo mismo”, comentó Carla preocupada. “Espero que lo sepan interpretar, porque al pendejo lo adoro con todo mi alma, pero jamás como un hombre”, se sinceró la cantante.

Los intocables, al banquillo

No fueron pocos, dentro de la Casa, que se llenaron la boca pronosticando que Matías iba a llegar a la final. Y lo cierto es que en las primeras nominaciones, se perfilaba de esa manera. La misma situación vivió Carla, que fue, hasta ahora, junto a Romina la que menos votos cosechó. Pero en esta nominación inédita, ni los intocables pudieron quedar al margen. Lo curioso es que los dos influyeron en la nominación del otro, ya que se votaron mutuamente en primer lugar. A Carla la terminaron de sentenciar Romina y Viviana, mientras que al piloto lo nominaron también Natalia y Pablo, dejándolo en el banquillo.

“Te voy a pegar una piña”

El problema fue el olor, pero en el fondo lo que no funciona es la relación de Viviana y Carla, que encuentran cualquier motivo para pelearse. “Hay olor en la Casa”, comenzó diciendo la morocha. “Hay olor allá, acá…”, continuó. Las chicas, entre ellas Carla, la escucharon sin tomarla demasiado en serio. “Lo que pasa es que vos vas para allá y lo llevás, venís para acá y lo traés”, le sugirió la cantante en broma. Pero viniendo de ella a Vivi no le causó ninguna gracia. “Cortála que te voy a pegar una piña”, la frenó. Carla no le respondió pero se quedó sola y angustiada, sin saber como resolver el conflicto con la morocha.

“Quiero que estemos juntos”

Empezaron acercándose tímidamente y ahora conforman uno de los dúos más unidos de la Casa. Se trata de Carla y Mauricio, que se la pasan el día acariciándose como amigos, por ahora… Es que, en uno de esos encuentros, y en medio de los mimos compartidos, la cantante le hizo una confesión fuerte al skater: “Quiero que estemos juntos en la habitación de los reyes”, le dijo. Pero no conforme con eso, y embalada por el sentimiento, fue por más, cuando le admitió que le gustaría que tuvieran un “SIM compartido”.

Carla cantó con Alejandro Lerner

“No lo puedo creer, no lo puedo creer”, repetía con los ojos llorosos la cantante. En el SIM, sentado frente a un teclado, la esperaba nada menos que Alejandro Lerner. “Así que sos cantora. ¿Con qué soñás?”, le dijo para romper el hielo el compositor. “Sueño con ser feliz y con tener una carrera pareja”, confesó Carla emocionada. Entonces, llegó la hora de la música. A dúo, y con él en el piano, comenzaron con “Todo a pulmón” y siguieron con “El rey”, una canción mexicana que Lerner le dedicó a Maradona en su despedida. Cerraron con “Volver a empezar” y él le regaló un CD, que la cantante guardó en su valija, todavía sin poder creerlo.