Viviana torció la historia

En la elección más reñida de la historia de Gran Hermano, Viviana Colmenero se quedó con el premio mayor: ganó la final, y les demostró a todos que siempre se puede volver a empezar. A pesar de haber sido una de las más nominadas por sus compañeros, y de haber discutido con todos los habitantes de la Casa, la morocha remontó la adversidad a fuerza de ser sincera y no callarse nada. Por eso, el público quiso que ella tenga su premio. Ahora, Vivi tendrá la oportunidad para llevar a cabo lo que siempre quizo hacer: reconstruir su vida junto a su hijo y a su familia.

A Mauri le faltó poco

En la elección final más reñida de la historia de Gran Hermano, Mauricio Córdoba se quedó, por decisión de la gente, con el segundo premio. Con votos positivos, al skater no le alcanzó para derrotar a la ganadora, Viviana Colmenero. Pero, al igual que sus compañeros, Gran Hermano le regaló un premio de 15 mil pesos. Uno de los Hermanos Macana, Mauri se caracterizó por su humor y su buena onda, en una experiencia que significó un cambio rotundo en su vida.

El tercer lugar fue para Romina

Romina Orthusteguy, de 27 años, fue la segunda finalista en salir de la Casa de Gran Hermano. Con 17.771 votos positivos del público, la publicista obtuvo el tercer puesto. Conocida la noticia, la novia de Eduardo fue llamada al confesionario, donde Gran Hermano le entregó un sobre con 12.000 pesos de premio. Al salir, Romina fue ovacionada por la gente que se acercó a Martínez para darle la bienvenida, y más tarde se encontró con Eduardo y sus familiares, que la recibieron emocionados.

Matías, el cuarto

Matías Bagnato resultó, por decisión del público, ser el primero de los cuatro finalistas en abandonar la Casa de Gran Hermano. Con 6651 votos positivos, Matías se despidió emocionadamente de sus compañeros. Pero antes de dejar el lugar que lo cobijó por más de cuatro meses, La Voz de la Casa le regaló una sorpresa: un premio de diez mil pesos por haber salido cuarto dentro del juego. Sin dudas, Matías fue uno de los personajes más divertidos de las tres ediciones de Gran Hermano.

“¡Me voy a poder bañar sin ropa!”

Los chicos ya se imaginan afuera de la Casa, pero sin dudas que extrañarán la residencia de Gran Hermano. Al menos eso se desprende de la charla que mantuvieron Romina y Mauricio en la galería del jardín, durante la tarde. “Nos queda poco tiempo acá adentro, y la verdad es que voy a extrañar las cámaras”, dijo la publicista. “Pero el salir va a tener sus ventajas. ¡Me voy a poder bañar sin ropa!”, completó Romi, feliz. La salida está cerca, y los cuatro finalistas piensan en las pequeñas cosas de la vida…

Como cocinera, una gran madre

“Jamás vi una cosa así”, exclamó Matías, entre incrédulo y enojado. En un plato, sobre la mesa, había cinco huevos fritos amontonados y rotos. Del otro lado, Viviana no hacía más que reírse. “Venía bien hasta que se me empezaron a pegar los huevos”, intentó justificarse la morocha, que había querido agasajar a sus compañeros con papas y huevos fritos. “¿Cómo vas a hacer eso de amontonar los huevos, Vivi?”, le preguntó Mauricio algo molesto. Antes de que Vivi se enoje, decidieron aplaudirla. De compromiso, claro.

Más diferencias entre Vivi y Mauri

Parece que al final del programa, Viviana y Mauricio se dieron cuenta que difieren en más de un tema. Después de los fuertes cruces del jueves, la morocha y el skater se reunieron a hablar antes de acostarse. El tema, como no podía ser de otra manera, fue la salida. “Yo ya me quiero ir. Extraño mucho a mi hijo. No aguanto más”, confesó la madre de Leonel. Por el otro lado, Mauri opinó distinto. “Yo me quiero quedar”, le contestó, aunque admitió que de ese tema prefiere no hablar porque piensa diferente.

“Por algo será que dos personas dicen lo mismo”

Después de la charla con Viviana, Mauricio se juntó con Matías. Y hablando de la amistad, el skater fue franco: “En mi escala de valores están mi familia y mis amigos. Ustedes son el bonus: son algo que hay que pulir afuera”. Mati se sorprendió con lo que le dijo su Hermano Macana, y se lo hizo saber. “Uy, otro más que se rayó”, le respondió Mauri, en alusión a Vivi. “Por algo será que dos personas dicen lo mismo”, fue el comentario final de Mati.

“No quiero pelear con vos”

Desde hace unos días, Viviana se queja de las actitudes de Mauricio, en especial de su cercanía con Romina. Luego de que los cuatro salieron del Confesionario, la morocha volvió a arremeter contra el skater. “Si necesitas algo, últimamente llamás a Romi. Y si querés jugar, no me avisas. No me tenés más en cuenta”, señaló Vivi. “No te digo nada y te ignoro porque no quiero pelear con vos”, fue la respuesta de Mauri. “Te aburrís conmigo”, le dijo irónicamente Vivi. Mauri remató: “Yo no estoy enojado con vos”.